]]>
BNB Cuenta Digital 3.5%

Crédito de bancos de consumo podría desacelerarse: Fitch

 

Crédito de bancos de consumo podría desacelerarse: Fitch

EL ECONOMISTA

Las condiciones de volatilidad e incertidumbre que prevalecen en la economía local y la disminución en la confianza del consumidor, podrían incidir en una desaceleración del crecimiento de bancos y no bancos que financian el consumo, tal es el caso de Azteca, BanCoppel, Banco Famsa y Financiera Independencia, consideró Fitch.

La calificadora destacó que en el 2016 el portafolio de préstamos brutos de compañías de préstamos al consumo especializadas en el segmento de ingresos más bajos tuvo un crecimiento de doble dígito (13.9%), alineado al de sector bancario en términos brutos (13.7 por ciento).

Para el 2017, Fitch espera que éste mantenga su tendencia positiva ante la baja inclusión financiera en México en el segmento de la población de bajos ingresos.

“No obstante, las condiciones de volatilidad e incertidumbre que prevalecen en la economía local y la disminución en la confianza del consumidor podrían incidir en una desaceleración del crecimiento de este tipo de compañías”, señaló.

La agencia precisó que lo anterior sería por su naturaleza en general en el otorgamiento de créditos para la adquisición de bienes duraderos a través de tiendas minoristas o créditos personales.

Morosidad podría presionarse

Por otra parte, consideró que la tendencia al alza tanto de las tasas como de la inflación y las condiciones macroeconómicas menos favorables, podrían generar presiones adicionales a la morosidad en estas instituciones, que de por sí normalmente es más alta que el promedio, como consecuencia del sector al que se dirigen este tipo de créditos.

“Los indicadores de morosidad de estas entidades tienden a ser altos por atender a la base de la pirámide. Sin embargo, desde el 2015 y a raíz de un deterioro generalizado en sus carteras, que inició en el 2012 por una mayor competencia y crecimientos agresivos, algunas compañías fortalecieron sus políticas de colocación. Ello se tradujo en una mejora de sus indicadores de cartera vencida, la cual resultó en 13.5% en promedio ajustada por castigos”.

En cuanto a la rentabilidad, Fitch resaltó que los indicadores de estas instituciones suelen superar a los de la banca comercial por los riesgos inherentes asumidos y que están soportados principalmente en las tasas de interés elevadas de sus créditos.

“Estas compañías son intensivas en recursos humanos, por lo que sus gastos administrativos resultan usualmente en una eficiencia por encima del sector bancario” agregó.

En lo que respecta a la estructura del fondeo, Fitch refirió que la de los bancos de consumo representa su principal fortaleza, ya que cuentan con depósitos pulverizados y de costo moderado.

Por otro lado, agregó, los intermediarios no bancarios presentan fondeo menos atomizado y afrontan el reto del ciclo alcista en tasas en México, ya que sus obligaciones son pactadas regularmente a tasas variables, aunque el relativamente corto plazo de sus créditos les permite en general repreciar su cartera de forma relativamente rápida, lo que mitiga en parte dicho riesgo.

Finalmente, mencionó que los niveles de capitalización de estas compañías suelen ser relativamente altos, al igual que sus niveles de reservas preventivas, con la finalidad de estar en condiciones de absorber pérdidas inesperadas, propio del perfil de riesgo de sus acreditados.

Publicado el Viernes, 14 de Julio de 2017

Comentarios

 
 

Buscador