]]>
BNB Cuenta Digital 3.5%

BANCOS MUNDO
Las fintech que quieren eliminar los préstamos gota a gota y la usura

 

Las fintech que quieren eliminar los préstamos gota a gota y la usura

DINERO

Los llamados “agiotistas” les cobran a las personas cerca del 15% mensual en intereses sobre los préstamos, apalancando así una economía ilegal de narcotráfico y el lavado de activos en la mayoría de los casos.

Con el propósito de solventar esa situación nace Lineru y Rapicredit, dos ‘startups’ de la industria fintech que facilitan el acceso a préstamos a través de la tecnología. Hoy dicen ser una de las opciones “reguladas” más interesantes del mercado.  

El cofundador de Lineru, Martin Schrimpff, explica que a pesar de las aproximaciones que se han realizado, las cifras del negocio de los préstamos ‘gota a gota’ son “inciertas” debido a su grado de informalidad. 

Le puede interesar: Al sector financiero le llegó su Uber: así se transforma la banca con tecnología

“Pero creemos que hay una población aproximada de 5 millones de usuarios que requieren de vez en cuando de este tipo de crédito para emergencias o bajo flujo de caja”, explica Schrimpff.

El empresario calculó que si este volumen de usuarios toma 2 créditos anuales y el promedio de un crédito es de $200.000, dicho mercado informal estaría moviendo US$650 millones anuales

Schrimpff manifestó que uno de los grandes problemas alrededor de este negocio es que no tiene políticas sanas de otorgar créditos.

“Por lo tanto, prestan sin hacer un estudio de crédito y prestan montos que muchas veces el usuario no puede terminar pagando”, explica.

Sumado a esto, el mercado ‘gota a gota’ no tiene políticas sanas de recuperación de cartera y usa métodos no ortodoxos. Además, no paga impuestos ni crea empleos formales, lo cual no ayuda al país.

De otro lado, el cofundador de Rapicredit, Juan Saldarriaga, explicó con base en una encuesta realizada a sus clientes que más de un 30% de ellos usó ‘el gota a gota’ en algún momento

No obstante, a través de su plataforma, acceden a un cupo de crédito que ha permitido que muchos dejen de usar este método informal, afirma.

La encuesta mostró que un 17,83% de los usuarios "acudía a créditos informales y Rapicredit le ha permitido crear historia de crédito".  Así mismo un 4,71% afirmó que "Rapicredit le ha ayudado a que le den otros créditos en otras entidades".

Le puede interesar: Así recomienda el FMI que se utilice las ‘fintech‘, evitando riesgos

¿Cómo funcionan estas herramientas?

Martin Schrimpff, de Lineru, explica que su compañía se basa en la tecnología para que los usuarios puedan aplicar a un crédito 100% online en un tiempo récord menor a 24 horas. Usando modelos de crédito propios, Lineru puede identificar si el usuario es apto o no para poder otorgarle el crédito.

“Esto permite que usuarios que no tenían otra alternativa que el ‘gota a gota’ puedan acceder a este tipo de créditos en una entidad legal que les ayuda a crear historial crediticio y que tiene políticas sanas del otorgamiento y colección de estos créditos”, afirma Schrimpff

En el caso de Lineru, se cobra una tasa de interés del 25% anual. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen otros cobros asociados al crédito como lo son la administración (cuota de manejo), seguro y uso de tecnología.

Schrimpff dice que parte del compromiso de la compañía es ser “muy transparentes con los costos asociados al tomar un crédito”.

Es por eso que antes de tomarlo el usuario sabe exactamente cuándo va a tener que pagar y “nunca hay costos ocultos”.

Para acceder a uno de sus créditos es necesario ser mayor de edad, tener una cuenta bancaria, tener un email personal o laboral, tener un teléfono celular propio y ser residente.

A la fecha, la compañía ha otorgado aproximadamente 300.000 préstamos, teniendo una tasa de aprobación del 90% de sus usuarios, según sus propios cálculos.   

Rapicredit, por su parte, es una plataforma plataformas 100% en línea que permite a sus usuarios utilizar distintos canales como aplicaciones móviles, desktop y bots en Facebook. 

Allí sus clientes pueden solicitar créditos de hasta $750.000 en plazos que van desde 5 hasta 30 días. Actualmente son más de 30.000 solicitudes nuevas al mes y su crédito promedio es de $280.000 con un plazo de pago de 23 días.         

Los clientes acceden a un cupo de crédito sobre el cual pueden solicitar uno a varios préstamos. Adicionalmente, pueden usar las plataformas electrónicas de Rapicredit para instrumentalizar su crédito/desembolso y pagar todo de manera virtual.

Contenido relacionado: Davivienda revoluciona el lugar adecuado: la banca virtual

Esta compañía se ha propuesto facilitar el proceso para solicitar un crédito para ser usado en emergencias y necesidades puntuales, tales como: imprevistos de sus hijos, ayudar un ser querido, pagar servicios públicos o facturas urgentes atrasadas, arreglar su medio de transporte (vehículo) o comprar medicinas.

“Desembolsamos en menos de 6 horas en clientes recurrentes en su cuenta bancaria. Llamamos a nuestro producto: el sobregiro de tu cuenta de ahorros”, dice Juan Saldarriaga.

La tasa de interés en esta plataforma es del 1,88% mes (30 días).

Es importante recordar que existen otros cargos no relacionados con el crédito como es la administración del cupo de crédito y el uso de los canales y plataformas electrónicas para instrumentalizar el crédito (opcional).

“En Rapicredit tenemos una sección dedicada a la educación financiera y a enseñarles a nuestros clientes por qué NO deben usarnos. Una cifra importante, es que el 50% de nuestros clientes después de un año tienen más productos bancarios que cuando iniciaron con nosotros”, complementó Saldarriaga.

Para acceder a este servicio es necesario tener una cuenta bancaria, un email personal y un celular. El usuario no puede estar reportado en las centrales de riesgo y debe tener la capacidad de endeudamiento para solventar el crédito.

Saldarriaga explica que normalmente aprueban 1 de 5 clientes nuevos, donde la mayor parte de los rechazos son por reportes en centrales de riesgo. Rapicredit, ha procesado a la fecha más de 250.000 solicitudes y más de 100.000 desembolsos.

Recomendaciones clave

Vale la pena aclarar que la Superintendencia de Sociedades ha reiterado en varias ocasiones que no garantiza ningún modelo de negocio en el mundo fintech.

Por ello, hay que dejar claro que cada persona debe evaluar con cuidado qué negocio les están ofreciendo y a cuáles riesgos expone su dinero. El mensaje es claro, a mayor rentabilidad prometida, mayor riesgo.

Para generar mayor seguridad a los usuarios, Rapicredit promueve el ‘Código de Responsabilidad Financiera’ desarrollado en ColombiaFintech.co.

Dicho documento busca definir las obligaciones y responsabilidades de los originadores de créditos digitales y de las plataformas como Rapicredit.

El código busca fomentar la transparencia y la obligatoriedad del cumplimiento de las normas de habeas data, de consulta y reporte en centrales de riesgo. También le apuesta a limitar el endeudamiento, buscar la evaluación objetiva de los clientes, el trato digno y poder ayudar a los clientes en los momentos de incapacidad de pago.

Publicado el Viernes, 17 de Noviembre de 2017