]]>
BNB Vivienda Social

BANCOS BOLIVIA
Moodys cambia de negativa a estable perspectiva de bancos

 

Moodys cambia de negativa a estable perspectiva de bancos

Experiencia BCP

PAGINA SIETE

La perspectiva 2018 para el sistema bancario boliviano fue modificada a estable, cuando antes estaba en negativa, respaldada por la economía del país, señala un reporte de la calificadora de riesgo internacional Moody’s Investors Service.

La estabilización del ambiente operativo del país ayuda a sustentar la perspectiva estable, a pesar del deterioro sostenido previsto de los fundamentos del sistema bancario.

Tras desacelerarse en los últimos años, Moody’s prevé que el crecimiento de la economía se estabilizará en un nivel relativamente alto.

 Aunque los déficit fiscales y de cuenta corriente se mantendrán un tanto elevados, no se espera que se deterioren.

“Si bien esperamos que la calidad de los activos, la rentabilidad, el capital, el financiamiento y la liquidez seguirán debilitándose levemente en 2018, el deterioro será moderado y resulta poco probable que afecte las calificaciones de los bancos”, dijo  Marcelo de Gruttola, asistente de vicepresidencia de Moody’s. 

Añade que en particular, la calidad de los activos se mantendrá fuerte en comparación con sus pares regionales, aunque la rentabilidad es menor que en otros países de Latinoamérica.

Según Moody’s el deterioro previsto de los fundamentos se debe en gran medida al aumento de los préstamos impuestos por el Gobierno para sectores productivos y viviendas sociales, que están sujetos a límites de tasas de interés.

El sistema bancario es importante para que el Gobierno  pueda cumplir con su programa de desarrollo económico.

De acuerdo con la calificadora de riesgo, los bancos más grandes de Bolivia se benefician de una alta probabilidad de recibir apoyo financiero del Estado, de ser necesario.

Indicadores

Según datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) a noviembre, la cartera de créditos del sistema llegó a 150.478 millones de bolivianos. En 2016 se había cerrado el año con 135.0053 millones de bolivianos. 

Mientras que los depósitos del público alcanzan  a 159.300 millones de bolivianos, superior a los 147.510 millones de bolivianos del año pasado. El patrimonio del sistema llega a 17.711 millones de bolivianos.

La mora representa el 1,9% de la cartera.

Según la directora de la ASFI, Lenny Valdivia,  esas cifras ascendentes de cartera y depósitos evidencian una gestión “positiva” y la buena salud que goza el sistema financiero nacional. 

Las utilidades del sistema financiero a una mes de que acabe el año suman 1.894 millones de bolivianos. En 2016, las ganancias fueron de 2.245 millones.

Publicado el Miércoles, 13 de Diciembre de 2017