]]>
BNB Vivienda Social

BANCOS BOLIVIA
Entrevista: La Banca es un sector innovador de alta responsabilidad

 

Entrevista: La Banca es un sector innovador de alta responsabilidad

Experiencia BCP

EL DIA

El pasado 3 de abril, Marcelo Trigo fue elegido como el nuevo presidente de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban). En contacto con El Día, el nuevo mandamás del sector señaló la enorme responsabilidad que siente al estar al frente de una institución que transita por más 60 años al servicio del país.   

De profesión economista, con MBA de la Universidad de Notre Dame en Indiana, EEUU y un MBA de la Universidad de McGill en Montreal (Canadá), describe el buen momento de solidez de la banca y todo el sistema financiero, pese a los síntomas de enfriamiento y la desaceleración económica que vive la región y el país. 
 
P. ¿Cómo recibe este nuevo reto?
M.T.:  Con satisfacción por representar a la banca asociada y, a la vez, como un importante desafío por los retos que encara el sector bancario. Asoban tiene algo más de 60 años de vida, es una organización sólida que ha fortalecido sus bases institucionales, contribuyendo en las actividades transversales de sus asociados; por lo tanto, representar a uno de los sectores más importantes del país es una enorme responsabilidad.
 
P. ¿Cuáles son los retos de Asoban para esta gestión?
M.T.: Nuestro objetivo es el de continuar propiciando el diálogo constructivo, contribuyendo con ideas que favorezcan a contar con un sistema financiero sólido e inclusivo, incorporando innovación y mejores prácticas; siempre apegados al cumplimiento de las leyes. De ese fértil campo han surgido muchos entendimientos constructivos entre banca, gremios y gobiernos.

La banca es un sector innovador, y para ello requiere de un marco regulatorio que impulse esta virtud, permitiendo que las entidades financieras diseñen y ofrezcan cada vez mayores facilidades de acceso y uso de los servicios financieros. Otro de los retos es propiciar el acompañamiento de la innovación con la regulación. Por lo tanto, es importante trabajar apoyando al regulador en beneficio del consumidor financiero, lo que traerá muchos beneficios, como seguridad, accesibilidad, interoperabilidad, uso efectivo de tiempos y reducir la fricción para el acceso a servicios financieros.     
    
P. ¿Cómo percibe el sector esta desaceleración económica?
M.T.: Este año se espera un crecimiento por encima de 4% que continúa siendo un crecimiento importante para el país.  

La banca es un reflejo del comportamiento de sus clientes; los hechos positivos o negativos que los afectan también afectan al sector. Confiamos que en base al crecimiento proyectado por el gobierno, más las políticas internas y la calidad de la gestión al interior de cada una de las instituciones bancarias, podamos enfrentar de manera positiva los desafíos que siempre se presentan.

P. Pese a un menor crecimiento,  el 2017 en cartera, el sector sigue con solidez. ¿Cómo se explica todo eso?
M.T.: Durante la gestión 2017 se evidenció un menor ritmo de crecimiento de la cartera (12,8%), así como mayor presión sobre el margen financiero y reducción de la rentabilidad. No obstante, el sistema bancario continuó manteniendo su liderazgo, solvencia y fortaleza patrimonial, producto de la eficiencia de gestión y la reinversión de utilidades, que permitieron continuar obteniendo resultados positivos.

Es destacable la confianza del público, la cual se sustenta en el trabajo interno realizado por los bancos. Es así que, en 2017 se observó dinamismo en los depósitos del público. La fortaleza patrimonial de los bancos ($us 2.127 millones) es producto de la continua reinversión de utilidades, cuyo efecto directo sobre la expansión del crédito es evidente. 

P. ¿Cómo ha sido el comportamiento de las utilidades en los últimos años?
M.T.: En la última década, el país ha experimentado varios cambios que han beneficiado a distintas industrias del país. En el caso de los bancos, el continuo crecimiento de las utilidades hasta 2016 implicó también mayor contribución tributaria, así como el destino de utilidades para la función social, constitución de fondos de garantía y el Fondo para Capital Semilla, beneficiando de ese modo a familias con acceso a viviendas de interés social, así como productores. 

En 2017, la banca originó utilidades por $us 298 millones, 2% menos que el año anterior, resultado que responde principalmente a la mayor presión sobre el margen financiero. De hecho, el margen financiero creció 6,3%; es decir, 3,1 puntos porcentuales menos que en 2016, y distante del crecimiento observado años atrás.

P. ¿Cuán beneficiosa o limitante fue la nueva ley de Servicios Financiero?
M.T.: La Ley 393 de Servicios Financieros cuenta con destacables avances, principalmente en materia de protección al consumidor financiero. Consideramos que todo es susceptible de ser mejorado y continuaremos con esa vocación de diálogo para que se plasmen mayores logros en cuanto a las normativas que garanticen el crecimiento sostenido y vigoroso del sistema financiero. 

P. ¿Se ha logrado alcanzar las metas fijadas por la nueva Ley?  
M.T.: A partir del establecimiento de las metas de cartera, la banca ha realizado esfuerzos para alcanzarlas. A nivel agregado, en 2017 más del 55% de la cartera se concentró en sectores regulados, porcentaje que se situó por encima de la meta intermedia fijada. No obstante, también se observó decrecimiento de cartera en los sectores comercial y de servicios. En 2018 los bancos continuarán realizando los esfuerzos necesarios, esperando que posteriormente se pueda revisar la metodología. 

P. ¿Qué sectores son la fortaleza del sistema financiero?
M.T.: La orientación de la colocación por actividad económica se vincula fuertemente con el desempeño de cada sector a nivel macroeconómico. En ese sentido, y en línea con el establecimiento de metas a sectores productivos, la cartera se concentra en los sectores de la industria, la construcción y el sector agropecuario, principalmente. Se debe destacar que los bancos han apoyado a los sectores productivos a lo largo de su historia, aunque en línea con la demanda del mercado y de las características propias de cada región, también se impulsaba el crédito al comercio y los servicios, favoreciendo de ese modo a la cadena de pago. 

P. ¿Bolivia fue pionera en microfinanzas, cómo estamos?
M.T.: Esto no ha cambiado, Bolivia sigue siendo un referente en este campo. A febrero de este año, el total de la cartera del sistema bancario, alcanzó a $us 20.380 millones, de los cuales el 30% está concentrado en microcrédito y esta proporción se ha mantenido a lo largo de los últimos 5 años, siendo la cartera más importante en tamaño, en comparación con el resto de las carteras. 

55 Por ciento
De la cartera, según Asoban, el 2017 se ubicó en sectores regulados.

Publicado el Jueves, 19 de Abril de 2018