]]>
Banca Senior BNB

BANCOS BOLIVIA
Nelson Villalobos: "Las medidas del Banco Central de Bolivia apuntan a superar la iliquidez"

 

Nelson Villalobos:

EL DEBER

En Bolivia la banca atraviesa por un periodo de iliquidez. Los créditos crecieron en $us 663 millones mientras los depósitos se contrajeron en cerca de $us 90 millones. ¿Cómo impactan las medidas del Banco?Central de Bolivia al sistema financiero? De este y otros temas, habló con EL DEBER Nelson Villalobos Sanzetenea, director ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

¿La disminución del encaje legal del Banco Central de Bolivia se constituyó en un alivio para la banca?

Las medidas adoptadas por el BCB apuntan a superar un periodo de iliquidez que, como todos los años, enfrenta la banca atendiendo requerimiento de fondos por parte de las empresas para el cumplimiento de obligaciones tributarias, principalmente. Sin embargo, este año también ha concurrido el menor dinamismo en los depósitos del público: si bien interanualmente crecen al mismo ritmo de la cartera, durante este primer cuatrimestre se ha observado una brecha, habiendo crecido la cartera de créditos en $us 663 millones y los depósitos se habrían contraído en cerca de $us 90 millones. Las autoridades han anunciado un mayor dinamismo para este segundo semestre y confiamos en que veremos impactos positivos y cambios en las tendencias.

¿La iliquidez genera una menor posibilidad de prestar?                

El rol fundamental de la banca es la intermediación; significa captar el ahorro del público y canalizarlo al crédito con todos sus efectos multiplicadores. La liquidez se genera a partir de la capacidad de la población y otros entes económicos de generar ahorro interno, junto a la capacidad del país de atraer inversión extranjera. Con esa capacidad y flujo de recursos es posible generar mejores condiciones para prestar y coadyuvar al movimiento económico del país. De no ser adecuado este influjo de recursos, la capacidad prestable del sistema financiero se puede ver reducida y tornarse en un problema.

¿Cómo impacta la ralentización en las tasas de interés?

Ante la escasez de los recursos, las tasas de interés tienden a subir.

¿Al haber menos recursos en la banca cuesta más caro un crédito?

Como en toda actividad productiva, ante la escasez de los insumos es menor la capacidad de satisfacer los ritmos de producción. En el caso de la banca el principal insumo es el dinero y como todo producto, en caso de escasez tiende a subir de precio. Es decir, subir las tasas de interés por los depósitos del público.

Como consecuencia, las tasas de interés sobre los préstamos también deberían subir manteniendo un sano equilibrio entre los costos de producción y los precios.

Hoy no funciona de esta manera, existen tasas de interés mínimas para captar recursos y se han establecido tasas máximas para el 60% de la cartera de préstamos. Esto está dando lugar a que los márgenes financieros de los bancos se vean cada vez más estrechos y con menor capacidad de mantener un equilibrio que permita un adecuado retorno a la inversión y capacidad para que la banca siga creciendo.

Hay un crecimiento económico menor, ¿cómo afecta al sector?

Las perspectivas económicas del Gobierno son halagüeñas, aunque difieren de las proyecciones presentadas por organismos internacionales. Si a la economía de nuestro país le va bien, a todos los actores económicos debería irles bien y la banca no está aislada de estos ciclos económicos, que siendo positivos, deben ser aprovechados para la expansión y el crecimiento.

¿Cómo está la regulación a la banca?, ¿se hicieron cambios tomando en cuenta el nuevo escenario económico?

A partir de la emisión de la ley 393 (en 2013), se dieron cambios y adecuaciones a muchas normas de la regulación bancaria. Se ha regulado; por ejemplo, la colocación de los créditos en los sectores productivos y de vivienda de interés social a tasas de interés fijas. Se han regulado también las tasas sobre depósitos del público en cajas de ahorro y a plazo fijo, con una escala de incremento gradual sobre estos últimos en función al plazo, aspecto que difiere de las tasas fijadas para créditos.
Por otra parte, se ha profundizado la función social de las entidades financieras, destinando una porción de las utilidades a la función social, al margen de la carga impositiva de que es objeto la banca.  Se ha hecho especial énfasis en los derechos del consumidor financiero, en particular en cuanto a las actividades de educación financiera que debe realizar la banca. Y en esa línea, también se han implementado las actividades de responsabilidad social empresarial. La gestión integral de riesgos es otro de los aspectos en los que se ha venido profundizando, introduciendo cambios, junto a buenas prácticas de gobierno corporativo.

Sobre el impuesto a las utilidades, la banca tributa el 50% y eso tomando en cuenta que tiene otras contribuciones, ¿gestionarán una flexibilización?

En reiteradas ocasiones hemos conversado con autoridades de Gobierno en torno a la elevada carga tributaria para un sector que, como la banca, requiere solvencia y sostenibilidad con capacidad de generar retorno a la inversión para trabajar en su fortalecimiento y en la expansión del crédito, buscando acompañar el buen desempeño económico y el crecimiento. Un sector financiero que no precautele su crecimiento sostenido no será capaz de apuntalar el crecimiento necesario para el país.

El Gobierno dice que los desfalcos son normales, ¿es cierto? 

Los bancos están expuestos a estos riesgos porque son inherentes a su actividad, a la actividad de manejar dinero, y no están libres de que malos funcionarios puedan cometer actos irregulares. La banca es un sector regulado y, como tal, tiene normativa orientada a minimizar los riesgos operacionales; esto no necesariamente elimina dichos riesgos, sino que los atenúa en la mayor medida posible con sanas prácticas de gobierno, buenos sistemas de control y buenos sistemas de seguridad. 

¿Luego del desfalco del Banco Unión aumentó el control en las entidades financieras?

Debido a que la banca es un sector que intermedia recursos, es normal que por razones de índole administrativa se presenten diferencias, aunque se debe puntualizar que, en general, se trata de montos significativamente menores a los observados, de otra forma estaríamos asegurando que los bancos son permanentemente afectados por estas prácticas de infidelidad de funcionarios, lo que no sería prudente, ni correcto. El factor humano es muy importante; por eso, la selección de personal es un proceso crítico que amerita particular atención en la banca, con el fin de asegurar la calidad ética y moral de sus funcionarios. La banca, como sector regulado, trabaja en un continuo seguimiento y monitoreo de todos estos riesgos y controles, y una continua propensión a la mejora de sus sistemas con uso de nuevas tecnologías.  

Publicado el Martes, 12 de Junio de 2018