]]>
BNB Vivienda Social

ECONOMíA BOLIVIA
Negocio del gas cambia y baja el influjo de Bolivia

 

Negocio del gas cambia y baja el influjo de Bolivia

Experiencia BCP

EL DEBER

Con el objetivo de conocer cuáles son las políticas de integración energética en la región el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) realizó un foro en la Universidad Tecnológica Privada de Santa Cruz de la Sierra (Utepsa) en la que los participantes dejaron en claro que el modelo del negocio del gas ha cambiado y por ende la influencia de Bolivia es cada vez menor en los principales mercados de la región como son Brasil y Argentina.

Celio Bermann, experto de Brasil, explicó que en el actual contexto la integración energética está determinada por los intereses de las grandes empresas que antes que nada observan la rentabilidad del negocio.

Sobre el negocio del gas el analista remarcó que con el nuevo gobierno electo es de esperar que se dé impulso al uso del potencial hidroeléctrico del país, especialmente el de los ríos que forman la cuenca del Amazonas.

Bermann hizo notar que el cambio por las hidroeléctricas significará una menor demanda del gas boliviano por lo que considera que Bolivia deberá cambiar sus estrategias de comercialización, para no quedar marginada a una exportación residual y temporal.

¿Adiós a los ductos?

Ana Lía del Valle Guerrero (Argentina) se refirió a que la política energética de su país se apoyó y lo siguen haciendo más en las operaciones comerciales de las empresas y no en una política nacional que busque dar seguridad energética y jurídica.

La experta indicó que el modelo de los ductos como integración regional impulsado en los anteriores gobiernos está dando espacio a una visión de que los mismos ya no son necesarios y que lo importante es desarrollar las tecnologías y la infraestructura que permita exportar gas no convencional.

De esta manera, Del Valle Guerrero señaló que la dependencia del gas boliviano para el consumo interno ya no sería tan determinante debido a que la producción del yacimiento de Vaca Muerta cubrirá parte de la demanda del mercado interno argentino.

“El gas boliviano seguirá siendo una necesidad, pero si Bolivia no capta que el modelo de los ductos tendrá problemas el modelo ha cambiado y ya no se mira tanto la región sino que se busca exportar el gas hacia otros continentes”, indicó la analista argentina.

La visión boliviana

Carlos Arze, investigador del Cedla, hizo notar que en los casi 13 años de gestión hidrocarburífera por parte de un estado rentista, generadas en un contexto de alza de precios internacionales de materias primas, agudizaron la dependencia estatal de la explotación de recursos naturales no renovables; y que el efecto del rentismo se expresa en abandono de sectores productivos.

Para Arze, la lógica general será una carrera para atraer inversores para el área energética reduciendo estándares sociales y medioambientales.

Cifras del tema

47%

Consumo de gas

Según el Cedla este porcentaje es el que demanda la industria de Brasil en 2017, en 2016 la cifra se ubicó en un 50,9%.

24,33

En millones de m3/d 

Es lo importado por Brasil durante el año pasado. La regasificación de GNL fue de 5,05 MMmm3/d.

Publicado el Miércoles, 5 de Diciembre de 2018