]]>
BNB Signature

ECONOMíA EUROPA
Las empresas automotrices son las más afectadas por la salida del Reino Unido de la UE

 

Las empresas automotrices son las más afectadas por la salida del Reino Unido de la UE

Experiencia BCP

LA REPUBLICA

A 46 días de ejecutarse el Brexit (con o sin acuerdo), las naciones del Viejo Continente pescan en medio de la corriente a las empresas que anunciaron la retirada de sus centros operativos o sedes en Londres. Hasta el momento, España, Holanda y Alemania son los destinos más apetecidos para mantenerse en el club comercial de la Unión Europea (UE).

“El retiro de la Eurozona significará una disminución importante en la demanda de productos europeos y causará grandes problemas en materia de gestión como inventario e insumos esenciales. Esto genera pánico a los empresarios que ven más rentable mantenerse en el grupo comercial”, dijo Michael Hart, profesor de política internacional en la Universidad de Exeter.  Nissan, BMW, Jaguar Landrover y Rolls Royce son apenas algunas de las compañías que ya expresaron su intención de abandonar Inglaterra y asentarse en Madrid, Ámsterdam, Berlín y París. De acuerdo con los expertos, el sector automotriz es uno de los más afectados por su dependencia de la fuerza laboral y la fabricación de partes.

“No es casualidad que España sea el sitio más destacado para llegar, pues tiene una cercanía considerable con las Islas Británicas y el precio que se paga por la mano de obra es accesible”, agregó Hart.

Este episodio representa una encrucijada, especialmente para compañías como Iberia, que tienen el sello europeo en la memoria colectiva del mercado, pero que en el papel forma parte del grupo de British Airways, Qatar Airways, Capital Group y Standard Life Aberdeen. Si la aerolínea no logra comprobar que su composición es de la comunidad europea en por lo menos 51% de sus acciones, perderá su derecho a circular en la Eurozona.

Impacto al sector automotor

Nissan, BMW, Rolls Royce y Jaguar Land Rover, dejaron ver los efectos negativos del Brexit en términos de producción. La marca nipona canceló la fabricación de su SUV estrella X-Trail en Londres y cerrarán sus puntos de manufactura previendo demoras en la entrega de insumos. En el caso de Jaguar, se despedirán a 4.000 empleados y BMW cerrará durante un mes la fábrica de MINI.

“Es natural que la demanda por parte del Reino Unido disminuya en la región, pues los precios que tendrían que pagar los consumidores sin un acuerdo sería demasiado elevado y eso a su vez obliga a las empresas a poner otras fábricas”, dijo Camilo Thomas, analista en Alianza Valora SCB.

A esto se le suma la ralentización del crecimiento económico de Reino Unido, que el año pasado llegó a 1,4% y fue la más corta registrada en los últimos seis años. El resultado se dio gracias al bajo desempeño de la actividad en la construcción, la caída en la producción industrial y los servicios. Si las predicciones de los expertos se cumplen, después del 29 de marzo, la tasa de desempleo llegaría a 7,5% y la libra se depreciaría 25%.

Un informe del Institute For Work & Health reveló que la disminución de empleos no solo afectaría a Londres. Se prevé un efecto dominó que tocaría a Alemania con 130.000 vacantes, a Francia con 50.000 desempleados y a China con 59.000.

“Los despidos son la salida menos deseada, tanto para los gobiernos como para las empresas. Hay otras alternativas que se podrían llevar a cabo como el despido parcial para reubicar los empleados o buscar otros mercados para suplir la demanda”, añadió Hart.

Golpe al sector financiero

Londres podría perder su estatus de capital financiera gracias al traslado de los principales bancos a otros países. JP Morgan, que cuenta con 16.000 empleados en el Reino Unido, anunció que los seguiría atendiendo como de costumbre, pero que harán cambios estructurales a la compañía y a su representación jurídica.

“Las acciones británicas y los bonos de referencia en el Reino Unido ya tienen descontado el valor de un Brexit negociado, por lo que si se llega a un acuerdo no habría volatilidad en su moneda, no obstante, si continúa la tendencia tal y como está, la divisa se va a depreciar en una constante de al menos tres años y no sería rentable para los bancos estar allí”, señaló Thomas.

En caso de que los bancos con oficinas en Inglaterra no trasladen sus operaciones centrales a otros países, tendrían que someterse a la ley de equivalencia normativa, una regulación pensada para los países no miembros y que además deja al Reino Unido por fuera del acceso al mercado único.

A este fenómeno se unieron Goldman Sachs y Citigroup, que ya advirtieron que sus inversiones disminuirán notablemente en Inglaterra en caso que se dé un Brexit sin acuerdo.

“Nuestro número de empleados en el Reino Unido en los últimos años no ha disminuido, pero tampoco ha aumentado, mientras que en el continente hemos aumentado la plantilla”, señaló David Salomon, portavoz delegado de Goldman Sachs en el Foro Económico Mundial.

Los expertos coinciden en que el Reino Unido será el principal afectado en las conversaciones porque tiene que absorber de manera directa las repercusiones, mientras que la UE puede dividir el impacto.

Publicado el Martes, 12 de Febrero de 2019

Banco Bisa S.A.

 
Banco Bisa S.A.