]]>
BNB Signature

BANCOS PERU
Rabobank: Haremos una posible inversión en Caja Arequipa

 

Rabobank: Haremos una posible inversión en Caja Arequipa

Experiencia BCP

EL COMERCIO

El banco holandés especializado en agronegocios Rabobank acaba de instalarse en el país con un oficina en el Centro Empresarial Real en San Isidro.  Aunque el foco inicial está en la agroindustria un rubro en el que colocaron US$400 millones en el Perú en el 2018, duplicando el desempeño del año anterior también buscarán crecer en el segmento mediano y pequeño a través de alianzas.

La primera, cuenta Día1 Berry Marttin, director ejecutivo del banco, ya está en curso. “Tenemos un memorando de entendimiento para poder hacer una posible inversión en Caja Arequipa”, informa a este Diario el ejecutivo y precisa que apuntan a obtener una participación minoritaria de 7,5%.

El acuerdo, explica, contempla el acceso a asistencia técnica en agronegocios y digitalización de Rabobank a la caja. “Aquí ha habido conversaciones con muchas entidades, entre las cuales en su momento pudo ser con Agrobanco, pero lo concreto es [Caja Arequipa]”, responde tras ser consultado sobre la participación que negoció hace algunos años con el banco estatal y nuevas posibles adquicisiones. Aquí la entrevista con el ejecutivo: 

¿Por qué han decidido instalarse ahora en el Perú?

Rabobank es una cooperativa que fue fundada por agricultores holandeses. Nuestra estrategia es poder alimentar al mundo. Siguiendo esa estrategia, estamos abriendo oficinas y bancos en los países que creemos que tienen gran potencial para la producción agrícola. En Latinoamérica estamos en Brasil, donde empezamos en 1989. Después fuimos a Argentina y Chile y ahora creemos que es el momento de empezar en el Perú. Cuando se ven las políticas de agronegocios, el potencial del país para ser exportador de productos frescos es algo muy grande. Se puede crecer dos o tres veces más lo que se está haciendo hoy. 

¿A cuánto asciende su cartera de negocios actual en el Perú?

En la cadena primaria y de procesamiento tenemos una cartera de US$400 millones. Hemos duplicado la cartera en un año desde el 2017. Cuando vamos, vamos. Son 20 clientes corporativos y productores primarios. Somos grandes en empresas de harina de pescado, que es el producto básico para muchos alimentos. Pero si nos pregunta si vamos a enfocarnos en construcción o minería, no. El 95% de lo que hacemos fuera de Holanda es agronegocios. 

¿Proyectan mantener el ritmo de crecimiento este año? 

No hay razón por la cual no continuar ese crecimiento. Si no, no estableceríamos una oficina en el Perú. La visión que tenemos es que como los agronegocios son algo mundial, tenemos que liderar una red mundial de productores y procesadores. Es lo que estamos haciendo. Paso a paso estamos establecimiento oficinas en los países en los que queremos. 

El sector agroindustrial no está tan atendido localmente como otros sectores. ¿Qué ventajas competitivas van a ofrecer para atrapar a este segmento? 

Para los grandes, nosotros somos el banco líder en agronegocios. Todos los bancos pueden traer planta, pero nosotros tenemos tres ventajas. Primero, tenemos una red mundial en casi 50 países y nuestros clientes tienen acceso a esa red mundial. Segundo, hacemos una gran inversión en investigación: tenemos 80 analistas que hacen investigación básica de agronegocios para el éxito de nuestros clientes y facilitamos ese conocimiento a nuestros clientes. La idea es que la investigación agregue valor al negocio. Tercero, somos un banco que hacemos mucha inversión en innovación de startups. También tenemos un proceso [evento] mediante el que unimos startups con inversionistas en Estados Unidos, Europa y Australia. Estamos mirando cómo desarrollarlo en América del Sur. 

¿Qué impacto puede tener Rabobank en un mercado crediticio local para el agro?

Lo más importante es con nuestros clientes y con la banca también compartir ese conocimiento y hacer que el sector se fortalezca. Perú va a ser un “power house” para la exportaciones de agronegocios. Si ve el desarrollo en un país como Argentina, donde empezamos en los 90, hemos sido el único banco extranjero que nunca ha salido. Nos quedamos en toda la crisis y apoyamos a nuestros clientes porque pensamos que el sector agronegocios es tan fuerte que lo que está pasado es algo temporario. En Chile y Brasil sucedió lo mismo. Desde los 90 siempre apoyamos al sector y crecemos 10% al año. En Brasil, pusimos muchos estándares de sostenibilidad. Esa es la próxima parte, que también va a ser algo importante acá, [en temas como] en la erosión y salinización de los suelos. Tenemos la filosofía de hacer las cosas mejor junto a los clientes.

El banco holandés especializado en agronegocios Rabobank acaba de instalarse en el país con un oficina en el Centro Empresarial Real en San Isidro.  Aunque el foco inicial está en la agroindustria un rubro en el que colocaron US$400 millones en el Perú en el 2018, duplicando el desempeño del año anterior  también buscarán crecer en el segmento mediano y pequeño a través de alianzas.

La primera, cuenta Día1 Berry Marttin, director ejecutivo del banco, ya está en curso. “Tenemos un memorando de entendimiento para poder hacer una posible inversión en Caja Arequipa”, informa a este Diario el ejecutivo y precisa que apuntan a obtener una participación minoritaria de 7,5%.

El acuerdo, explica, contempla el acceso a asistencia técnica en agronegocios y digitalización de Rabobank a la caja. “Aquí ha habido conversaciones con muchas entidades, entre las cuales en su momento pudo ser con Agrobanco, pero lo concreto es [Caja Arequipa]”, responde tras ser consultado sobre la participación que negoció hace algunos años con el banco estatal y nuevas posibles adquicisiones. Aquí la entrevista con el ejecutivo: 

¿Por qué han decidido instalarse ahora en el Perú?

Rabobank es una cooperativa que fue fundada por agricultores holandeses. Nuestra estrategia es poder alimentar al mundo. Siguiendo esa estrategia, estamos abriendo oficinas y bancos en los países que creemos que tienen gran potencial para la producción agrícola. En Latinoamérica estamos en Brasil, donde empezamos en 1989. Después fuimos a Argentina y Chile y ahora creemos que es el momento de empezar en el Perú. Cuando se ven las políticas de agronegocios, el potencial del país para ser exportador de productos frescos es algo muy grande. Se puede crecer dos o tres veces más lo que se está haciendo hoy. 

¿A cuánto asciende su cartera de negocios actual en el Perú?

En la cadena primaria y de procesamiento tenemos una cartera de US$400 millones. Hemos duplicado la cartera en un año desde el 2017. Cuando vamos, vamos. Son 20 clientes corporativos y productores primarios. Somos grandes en empresas de harina de pescado, que es el producto básico para muchos alimentos. Pero si nos pregunta si vamos a enfocarnos en construcción o minería, no. El 95% de lo que hacemos fuera de Holanda es agronegocios. 

¿Proyectan mantener el ritmo de crecimiento este año? 

No hay razón por la cual no continuar ese crecimiento. Si no, no estableceríamos una oficina en el Perú. La visión que tenemos es que como los agronegocios son algo mundial, tenemos que liderar una red mundial de productores y procesadores. Es lo que estamos haciendo. Paso a paso estamos establecimiento oficinas en los países en los que queremos. 

El sector agroindustrial no está tan atendido localmente como otros sectores. ¿Qué ventajas competitivas van a ofrecer para atrapar a este segmento? 

Para los grandes, nosotros somos el banco líder en agronegocios. Todos los bancos pueden traer planta, pero nosotros tenemos tres ventajas. Primero, tenemos una red mundial en casi 50 países y nuestros clientes tienen acceso a esa red mundial. Segundo, hacemos una gran inversión en investigación: tenemos 80 analistas que hacen investigación básica de agronegocios para el éxito de nuestros clientes y facilitamos ese conocimiento a nuestros clientes. La idea es que la investigación agregue valor al negocio. Tercero, somos un banco que hacemos mucha inversión en innovación de startups. También tenemos un proceso [evento] mediante el que unimos startups con inversionistas en Estados Unidos, Europa y Australia. Estamos mirando cómo desarrollarlo en América del Sur. 

¿Qué impacto puede tener Rabobank en un mercado crediticio local para el agro?

Lo más importante es con nuestros clientes y con la banca también compartir ese conocimiento y hacer que el sector se fortalezca. Perú va a ser un “power house” para la exportaciones de agronegocios. Si ve el desarrollo en un país como Argentina, donde empezamos en los 90, hemos sido el único banco extranjero que nunca ha salido. Nos quedamos en toda la crisis y apoyamos a nuestros clientes porque pensamos que el sector agronegocios es tan fuerte que lo que está pasado es algo temporario. En Chile y Brasil sucedió lo mismo. Desde los 90 siempre apoyamos al sector y crecemos 10% al año. En Brasil, pusimos muchos estándares de sostenibilidad. Esa es la próxima parte, que también va a ser algo importante acá, [en temas como] en la erosión y salinización de los suelos. Tenemos la filosofía de hacer las cosas mejor junto a los clientes.

De agrobanco a caja arequipa 

Hace algunos años se habló de que Rabobank iba a tener una participación en Agrobanco. ¿Cómo queda la relación con Agrobanco? 

En el Perú hay 2,2 millones de productores rurales. Nosotros estamos mirando siempre la posibilidad de cómo desarrollar productos y procesos para esos productores. Ahora tenemos un memorando de entendimiento para poder hacer una posible inversión en Caja Arequipa, con una participación de 7.5% minoritaria. Nosotros hablamos con todos, pero tenemos que poder llegar a los pequeños productores rurales. Ha habido un cambio en la ley que permite que bancos extranjeros puedan hacer inversiones en cajas. El objetivo es llegar a la mayor cantidad de productores rurales. Aquí ha habido conversaciones con muchas entidades, entre las cuales en su momento pudo ser con Agrobanco, pero lo concreto es [Caja Arequipa]. Estamos haciendo un due diligence.

¿Por qué con Caja Arequipa? 

La relación con ellos comenzó con asistencia técnica. Esto incluye un acuerdo de asistencia técnica de Rabobank de tres años. Podemos hacer intercambios profesionales para ver cómo trabajamos en dar acceso a la Caja a nuestro negocio y red de relaciones. La verdad es que somos una cooperativa y el objetivo de nosotros es poder ayudar al mundo a alimentarse. Para esto tenemos que tener alianzas. Si hay otras personas que vienen a hablar con nosotros, estamos abiertos.

Rabobank genera expectativas en los pequeños productores. 

Hay que atender a todos los productores. Vía el Rural Fund [el fondo de Rabobank destinado a financiar la comercialización y exportación de pequeños productores asociados] está disponible. Rabobank más que triplicó el oporte en el Rural Fund. Si continuamos creciendo vamos a crecer con esto, ya que hacemos aportes de capital constantes y el 0,5% de las ganancias. Además, está la posible inversión en Caja Arequipa, que llega a este segmento. La inclusión financiera es importante y para ello hay que tener una base digital muy buena. Dentro del acuerdo de asistencia técnica, está el apoyo para que tenga una base de digitalización para impulsar la inclusión financiera. 

¿Cómo planean seguir expandiéndose en la región?

Para nosotros miramos al país que tiene el mayo potencial de crecimiento.

¿Colombia? 

Sí, quizás, pero también está Bolivia y Ecuador. Algo importante fue la conformación de la Alianza del Pacífico y la firma del Tratado Transpacífico (TTP-11). La región del Pacífico es muy fuerte en productos frescos y hay que tener buenos tratados comerciales para mover el producto rápidamente. El próximo paso es mirar a esos países. Estamos ya en Paraguay con una participación minoritaria, como estamos en Caja Arequipa. La participación minoritaria en banco no es nueva en nosotros. Lo hacemos en todo el mundo.

DATO
El año pasado Rabobank generó ingresos por 12.020 millones de euros y su utilidad neta fue de un 12%, según los estados financieros de la entidad. 

 

Publicado el Jueves, 11 de Abril de 2019

Banco Bisa S.A.

 
Banco Bisa S.A.