]]>
BNB Signature

ESPECIALES BOLIVIA
Opinión: Cifras que preocupan

 

Opinión: Cifras que preocupan

Experiencia BCP

PAGINA SIETE

Entre diciembre de 2018 y fines de marzo del presente año, las reservas internacionales pasaron de 8.946 millones de dólares a 7.947 millones, una reducción de 1.000 millones de dólares en tres meses, que es muy superior a la reducción que registraron en el primer trimestre del 2018, 456 millones. 

El componente de divisas de las reservas se redujo en 1.014 millones de dólares, en tanto que el componente oro, que es menos líquido, se incrementó en 15 millones debido a las variaciones de precio de ese metal. El creciente déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos sería la principal razón de la caída en las reservas. 

Por otra parte, la cartera de las instituciones financieras registra, en el primer bimestre del año, un crecimiento de apenas el 1%, manteniendo la tendencia de menor crecimiento que se viene observando desde la gestión pasada; en tanto que las captaciones del público, que mostraban también un crecimiento menor, han entrado en terreno negativo, registrando una caída cercana al 2%. 

Tomando en cuenta que las instituciones financieras normativamente están obligadas a mantener un porcentaje de su cartera en créditos destinados al sector productivo, el acceso a financiamiento por parte de los sectores de comercio y servicios está condicionado al crecimiento de la cartera en el sector productivo. Vale decir que, a pesar de que pudiera existir una mayor demanda por financiamiento de parte de los sectores de comercio y servicios, ésta no podrá ser atendida por las instituciones financieras si previamente no colocan cartera en el sector productivo. Claramente, el panorama es aún más complicado si las captaciones del público se reducen. 

En los pasados días, el Gobierno ha emitido medidas que pretenden enfrentar la continúa reducción de las reservas internacionales y dinamizar el crédito. Una de esas medidas obliga a las instituciones financieras a reducir las inversiones y depósitos que mantienen en el exterior, con la cual se estima retornen al país algo más de 100 millones de dólares. Otra de las medidas reduce el monto que los fondos de inversión podían invertir en el extranjero, la que es aplicable para los nuevos fondos. 

Finalmente, con el propósito de generar liquidez, el Banco Central podrá adquirir valores públicos que se encuentran en las instituciones financieras y los fondos de pensiones administrados por las AFP, para que éstas adquieran más depósitos a plazo fijo (DPF) emitidos por las instituciones financieras. 

Repatriar algo más de 100 millones de dólares cuando las reservas internacionales se han reducido en 1.000 millones en el primer trimestre no tendrá incidencia alguna, peor aún cuando se tiene una obligación con Brasil de alrededor de 130 millones de dólares en multas por el incumplimiento en el envío de gas durante la gestión 2018. Sin embargo, la medida contribuirá moderadamente a mejorar la liquidez de las instituciones financieras.

Si bien el limitar el monto que los fondos de inversión pueden invertir en el extranjero evitará una mayor caída de las reservas, también reduce las alternativas de inversión de éstos, obligándolos a invertir localmente en las pocas alternativas actualmente existentes, afectando la diversificación de sus carteras de inversión. En el caso de los fondos de pensiones, la incidencia sobre la diversificación de su cartera de inversiones es aún más preocupante, ya que a diciembre de 2018, el 27% se encontraba invertido en valores públicos y el 54% en DPF; pero con la medida recientemente promulgada, la inversión en DPF  se concentrará aún más a costa de la reducción en la inversión en valores públicos.

En los próximos meses se verá si el bajo crecimiento de la cartera de préstamos se debe a la falta de recursos para prestar por parte de las instituciones financieras -como las autoridades de gobierno entienden-; o si, más bien, se debe a la reducción de la demanda por financiamiento, como consecuencia de una menor inversión y consumo.

Armando Álvarez Arnal es analista económico y financiero.

Publicado el Jueves, 11 de Abril de 2019

Banco Bisa S.A.

 
Banco Bisa S.A.