]]>
BNB Signature

BANCOS
El "crowdlending" se reinventa para sobrevivir ante el empuje de la banca

 

El

Experiencia BCP

Firmas como Zank o Comunitae se centran en nichos para competir.

Las expectativas no se han cumplido. Casi siete años después de que las primeras iniciativas para que los particulares tomaran el relevo de los bancos (aunque fuera en una mínima parte) y financiaran con su dinero proyectos ajenos, el mercado español del conocido comocrowdlending ha demostrado tener un enemigo formidable por batir: el sistema financiero.

Ni siquiera el reclamo de rentabilidades medias netas entre el 5% y el 6% en un mundo donde los tipos ultrabajos están llevando a los inversores a pagar por prestar dinero ha conseguido que el mercado se desarrolle como se ha visto en otros países no tan lejanos, como Francia o Reino Unido.

¿Razones? Las dificultades para captar dinero institucional que invierta en los préstamos y la banca española, con sus redes y su acceso a todos los rincones del país, lo que complica la búsqueda de clientes. «España sigue siendo un país muy bancarizado. La banca tiene mucha liquidez y las pymes solventes tienen acceso directo a ella», explica Arturo Cervera, fundador y director general de Comunitae, la plataforma de crowdlending más antigua de España.

Eso no quiere decir que no haya mercado. «Hay negocio; el modelo funciona. Pero hay que pelearlo en la trinchera», añade Cervera.

Eso es lo que están haciendo, aunque para ello varias de las empresas que operan en el sector hayan afinado su estrategia para meterse en nichos donde no llegue la banca. Ése es el modelo de Zank, una plataforma centrada en préstamos al consumo a particulares, un ámbito que ha sido abandonado por alguno de sus rivales por las dificultades para competir en él.

Escuelas de negocio

La apuesta de Zank son los préstamos para estudios, que suponen ya el 80% del crédito que intermedia. «Hemos llegado a acuerdos con escuelas de negocios para financiar los másteres de sus estudiantes», señala Leonardo Ramírez, cofundador de la firma y responsable de Estrategia y Desarrollo de Negocio. Con Esade Ban, la red de business angels de Esade, en su accionariado, esta plataforma considera que la clave del éxito es atraer al cliente en el punto de venta. «Se trata de financiar a la gente justo cuando tiene la necesidad, porque así podemos anticiparnos. Vamos donde no está la banca», asegura Ramírez.

Los acuerdos a los que ha llegado con distintas escuelas de negocio permiten a Zank ofrecer préstamos que rondan el 7,5% de interés e incluso concederlos a tipo cero, porque algunas de estas organizaciones asumen el coste a favor de sus estudiantes.

A partir de ahí, la plataforma considera que ha puesto la semilla para acceder a una clientela joven y con proyección en sus gastos, que puede convertirse en usuario a largo plazo de sus servicios. Pero, sobre todo, se trata de un nicho donde la morosidad es más reducida, lo que rebaja el riesgo de estos préstamos. Pese a ello, el volumen de peticiones que se tiran a la basura sigue siendo ingente. A Zank han llegado solicitudes de préstamo al consumo de todo tipo por 140 millones de euros y lo realmente concedido en 2016 asciende a 2,5 millones.

Cuando se habla de préstamo al consumo, la morosidad, el fraude y el plazo relativamente largo de los préstamos son los tres aspectos que restan atractivo al negocio y que han hecho que Comunitae renuncie a este segmento, en el que se estrenó en 2009. Junio fue el último mes en que se concedieron préstamos a particulares. Desde ese momento, las pymes son el único objetivo de la compañía.

Territorio Pyme

Tampoco es que las pymes sean un universo fácil. «La banca financia muy barato. Una pyme puede conseguir préstamos a menos del 6%; incluso a menos del 2%», recuerda el fundador de Comunitae. Por eso hay que buscar al margen del circuito bancario y eso eleva el riesgo. «No todo lo que no financia la banca es malo. Los bancos tienen un tamaño que deja fuera cosas, sobre todo en operaciones pequeñas», señala Cervera. También juegan con la ventaja de que el sistema financiero ha sufrido una fuerte reconversión en España en los últimos años, con cierre de oficinas y disminución del número de entidades, lo que da a otros acceso a más oportunidades.

Todo pasa por gestionar el riesgo y cobrarlo. De ahí que el tipo medio de los préstamos de Comunitae sea del 11% y que se haya especializado en descuento de pagarés y de facturas, dos instrumentos que permiten la recuperación por vía judicial. Con este esquema, la mora es inferior al 3%, según los datos de la compañía, y el volumen de préstamos intermediados supera los 1,1 millones de euros al mes.

Tanto Comunitae como Zank cuentan con el respaldo de un inversor institucional, pero la mayor parte de sus recursos proceden de patrimonios familiares o de particulares. Y eso es una anomalía con respecto a otros países europeos o a Estados Unidos. De ahí que la confianza del sector es que el negocio dé un salto cuando los fondos, las aseguradoras o los grandes capitales lleguen al mercado y le den un impulso. Mientras tanto, las compañías luchan por encontrar su hueco y para eso es clave encontrar un nicho. «Donde no puedes pegarte es donde está la banca», resume Cervera.

Publicado el Jueves, 20 de Octubre de 2016

Banco Bisa S.A.

 
Banco Bisa S.A.
 
Grados360
 
Inglés en Canadá