]]>
BNB Signature

ESPECIALES BOLIVIA
Lo mas Leído: Los depósitos se ralentizan, la mora sube y ven agotado el modelo de crecimiento

 

Lo mas Leído: Los depósitos se ralentizan, la mora sube y ven agotado el modelo de crecimiento

Experiencia BCP

LOS TIEMPOS

Los depósitos en el sistema financiero alcanzaron, hasta junio de 2019, un crecimiento del 3,1 por ciento con relación al mismo periodo de 2018, que había aumentado en 11,8 por ciento frente al primero semestre de 2017. La mora, en tanto, pasó de 1,8 a 2 por ciento entre fines 2018 y agosto de 2019. Ante estas cifras, economistas ven vulnerabilidades en el entorno microeconómico además de un agotado modelo de crecimiento.

Según datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), los depósitos en Bolivia al primer semestre de 2019 llegaron a 180.291 millones de dólares, 3,1 por ciento más que los que 167.767 millones registrados en similar periodo de 2018. Sin embargo, el crecimiento en 2018 llegó a 11,8 por ciento con relación a los 149.391 millones de dólares registrados al primer semestre de 2017.

La ASFI reporta también que la mora pasó de 1,8 a 2 por ciento entre 2018 y agosto de 2019. El incremento se da desde 2015, que cerró con 1,5 por ciento; 2016 con 1,6 por ciento, y 2017 con 1,7 por ciento.

Los economistas José Gabriel Espinoza y Germán Molina coinciden en que el menor ritmo de crecimiento de depósitos y el aumento de la mora obedecen a un menor dinamismo relacionado con la caída de ingresos por exportación de materias primas, como gas y minerales, que, durante la bonanza, estuvieron acompañados de buenos precios.

Espinoza afirma que, “si bien los salarios e ingresos parecen haber aumentado”, las familias destinan el incremento a consumo y no a inversión, de modo que los depósitos se ralentizan.

Señala también que Bolivia está empezando a registrar familias con incapacidad de pagar sus obligaciones en comparación a hace cuatro años y, como resultado, surge el aumento de la mora.

“Más allá del crecimiento, hay una serie de vulnerabilidades en el entorno microeconómico: empleo de baja calidad, mucho autoempleo, emprendimientos que se hacen solamente por oportunidad y no para generar una actividad económica de largo plazo”, explicó.

Por su parte, Molina advierte que el menor crecimiento en los depósitos continuará por el contexto de incertidumbre que genera las elecciones. “Los actores económicos están haciendo uso de su precaución y son ya más adversos ante riesgo de hacer compras y seguir depositando en el sistema financiero”, dijo.

En cuanto a la mora, Molina considera que el periodo de declinación en el que ingresó Bolivia, a partir de 2014, incide en la imposibilidad de pagar créditos contraídos durante el auge económico. A eso se suma la normativa vigente que permite al cliente de banca reprogramar sus deudas.

Un economista advierte que la población toma cautela a la espera de que pasen las elecciones

LA ASFI DESTACA RENTABILIDAD

La Autoridad de Supervisión de Entidades Financieras (ASFI), a través de un boletín oficial, informó que la rentabilidad del sistema financiero, al 31 de julio de 2019, llegó a 1.214 millones de bolivianos, lo que representa un 16 por ciento.

Esta cifra es similar a la rentabilidad promedio que reporta la región continental. Paraguay encabeza la lista con 20 por ciento, y Uruguay queda en el fondo de la tabla con sólo 12 por ciento.

El documento señala que el 90 por ciento de las ganancias del sistema financiero de Bolivia corresponde a la banca, uno de los sectores que más se benefició de la estabilidad económica, producto de la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo del Gobierno y un adecuado direccionamiento de la política financiera.

Publicado el Martes, 8 de Octubre de 2019

Banco Bisa S.A.

 
Banco Bisa S.A.
 
Grados360
 
Inglés en Canadá