]]>
BNB Vivienda Social

BANCOS ARGENTINA
En Argentina, crece la presión sobre los bancos para que paguen tasas más altas

 

En Argentina, crece la presión sobre los bancos para que paguen tasas más altas

Experiencia BCP

“Un eje central de la actual gestión del Banco Central es fomentar un sistema financiero más profundo, y la clave para conseguirlo es que el ahorro en los bancos se vuelve más atractivo”.

Esta idea del equipo de Federico Sturzenegger forma parte de un comunicado del jueves titulado “El BCRA modera encajes para fomentar el ahorro en pesos”.

La medida concreta fue una reducción de dos puntos en los encajes de los bancos , que son porciones de los depósitos que las entidades no pueden prestar por exigencias de la política monetaria del Central.

A los efectos prácticos, esos encajes actúan como un impuesto al sistema financiero que, según la visión oficial, al bajarse debería actuar como incentivo para que los bancos les ofrezcan mayores tasas a los depositantes.

La presión de Sturzenegger, que tiene como trasfondo la creación de alicientes para que los ahorristas mantengan su plata en pesos , comenzó hace semanas cuando abrió la competencia para que las entidades le paguen a sus clientes una tasa por los depósitos en cuenta corriente.

Ya son varios los bancos que les ofrecen tasas del 12% al 14% anual por la plata colocada a la vista, un aliciente que no existió durante años y que constituyó una de las bases para la buena rentabilidad del sistema financiero.

Suturzenegger, uno de los protagonistas de la semana al ser ratificada por el presidente Mauricio Macri la pauta inflacionaria que el titular del Central fijó en 17% para este año, adelantó en varias oportunidades que cree que la tasa de interés debe superar a la inflación en cuatro o cinco puntos anuales durante varios años.

El análisis económico del discurso de Mauricio Macri

Y así salió la noche del jueves a tonificar la tasa de los plazos fijos que venía en torno al 18% anual, o sea muy próxima a la pauta inflacionaria, y no generaba mucho entusiasmo entre los ahorristas.

Vale recordar que en los dos primeros meses del año se mantuvo el proceso de dolarización de los ahorros minoristas típico de la Argentina de los últimos años.

¿Cuánto aumentará la tasa por depósitos para los ahorristas más chicos después de la baja de encajes que dispuso el Central? ¿Décimas, uno o dos puntos?

Ese partido empieza a jugarse pero los bancos cuentan con un argumento a favor de la moderación y es que saben que muchos depositantes no comparan el rendimiento de su plazo fijo contra la inflación sino contra el dólar.

El dólar sigue tocando valores “mínimos” para el último año (sobre el fin de semana cerraba a $15,44 el mayorista) y con el precio quieto la tasa le viene ganando con comodidad aún antes de una posible suba.

En el ranking de rendimientos de febrero que confecciona la consultora Econoviews el dólar salió último con una baja de 3,1% en lo que respecta a las alternativas de colocación en pesos más difundidas.

Inflación, tasas para arriba, dólar quieto y un dato insólito

Con tasas más altas cabría esperar una nueva vuelta de tuerca en el esquema propuesto por el Central para los ahorristas.

Y más aún cuando desde el Banco Central y el Palacio de Hacienda se insiste en que el precio del dólar no forma parte de las preocupaciones de los funcionarios.

Pero el dólar tendiendo a bajar y tasas más entonadas constituyen un cóctel de preocupación para los empresarios que producen tanto para exportar como para el mercado interno, que están viendo subir sus costos medidos en dólares en forma sostenida.

Publicado el Domingo, 5 de Marzo de 2017