]]>
BNB Cuenta Digital 3.5%

EMPRESAS Y NEGOCIOS BOLIVIA
Ronald Nostas: Estamos creciendo basados en financiamiento

 

Ronald Nostas: Estamos creciendo basados en financiamiento

EL DEBER

A pocas horas de ser reelegido como presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas proyectó el escenario de la economía. 

¿Qué objetivos se ha propuesto en su nueva gestión?

Tenemos que trabajar para lograr que el empresariado tenga un rol más protagónico en la planificación y la implementación de la política económica del sector privado. El papel de la empresa privada es sustancial para el desarrollo, la estabilidad y el crecimiento del país.

Un segundo desafío es fortalecer la unidad. Un tercer eje está referido a la incidencia para que se implementen normas y políticas para fomentar la producción, establecer relaciones laborales a base de reglas justas, equilibradas y racionales; eliminar la burocracia perniciosa y el abuso de las entidades de fiscalización y control.

¿Cómo ve el panorama económico para 2017?

Las previsiones de crecimiento para Bolivia en 2017 son menores que en años previos, pero siguen siendo positivas. El Gobierno anticipa un crecimiento del 4,7 por ciento. Entre tanto, el FMI pronostica un 3,9 por ciento y otros organismos anticipan un valor cercano al 3,7 por ciento. En general, vemos que en el contexto regional Bolivia será una de las economías con mayor dinamismo y eso nos alienta. Sin embargo, existe una creciente preocupación por el hecho de que esta dinámica no sea sostenible en el tiempo.

Estamos creciendo basados en financiamiento externo y en el uso de los colchones acumulados previamente, que con certeza se agotarán. Por ello, pensamos que es tiempo de impulsar otros factores de dinámica ligados al sector privado, la inversión privada nacional y extranjera. Desde la CEPB vemos con prioridad el diálogo con el Estado para generar mejores condiciones para que todos los emprendedores podamos invertir y crecer.

¿Qué perspectivas tiene con el tema salarial?

Como sector privado estamos a la expectativa de que se cumpla lo que Bolivia firmó como parte de los convenios internacionales que definen que los temas salariales se discuten de manera tripartita. El sector empleador es quien asume los costos del ajuste y no puede ser excluido del diálogo. Seguir con esa línea dura se traduce en evidencia incontrastable de que ya la hemos mostrado; el empleo formal se estanca y solamente crece la demanda de trabajo en la informalidad, donde no se cumple ningún beneficio para el trabajador. Lo dijimos antes, una mayor presión sobre el empleo formal hace que solo se expanda lo que no está alcanzado por la norma. La imposición deriva en menos empleadores capaces de asumir nuevos costos laborales y menos empleo digno.

Publicado el Lunes, 20 de Marzo de 2017