]]>
Banca Senior BNB

EMPRESAS Y NEGOCIOS BOLIVIA
Miguel Barragán es el empresario que busca reflotar al LAB y dice que está listo para operar

 

Miguel Barragán es el empresario que busca reflotar al LAB y dice que está listo para operar

LA RAZON

La incógnita fue revelada. En un hangar del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB), flanqueado por una aeronave y personal con uniforme de la mermada firma, se presentó a la prensa Miguel Ángel Barragán Ibarguen, empresario boliviano quien está detrás del plan para reflotar a la otrora línea bandera nacional.

En el acto, comprometió la entrega de las propiedades en dos aeropuertos bolivianos al Estado y el pago de todas las deudas que tiene con entidades estatales, todo con tal de volver a operar. Aseguró que la firma está lista para ello y demandó un interlocutor válido para revisar y agilizar los trámites.

La incertidumbre que se había generado en torno a la identidad del “benefactor” que impulsa el resurgimiento de la línea aérea hoy quedó disipada. Orlando Nogales Nogales, gerente del LAB, develó el proyecto pero había mantenido en reserva su nombre.

Barragán dijo que Nogales lo invitó en 2012, en un cruce en la calle, a emprender el proyecto. “Me dice ‘Marquito, ¿te interesa el Lloyd? Ya sabrán cuál es la respuesta puesto que estoy acá”, recordó.

En su primera comparecencia ante los medios, el empresario reclamó por la demora de los trámites en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) para que el LAB surque nuevamente los cielos bolivianos.

“Todas las gestiones que debe tener la DGAC, esta autorización, está demorando un poco más. Entendemos que deberá haber el análisis correspondiente, pero el Lloyd tiene todas las condiciones para poder volver volar”, remarcó Barragán, quien tiene carrera en el sector de los seguros.

“Vean que al infraestructura del Lloyd está lista para trabajar y está trabajando”, destacó. Habló delante de un Boeing 727-200.

En 1995, durante el gobierno del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, la Viacao Aera Sao Paulo (VASP) capitalizó el LAB, pero su derrotero sería complicado por una crisis económica que en 2007 provocó que deje de operar. Se había sumido en una quiebra técnica.

Ejecutivos del LAB tramitaron desde 2017 la certificación para que vuelva a volar, pero las gestiones fueron paralizadas por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en la fase dos de las cinco que se tienen para verificar el patrimonio declarado de $us 150 millones.

“En todo este tiempo lastimosamente no se encuentra un interlocutor válido que pueda, así lo hemos pedido en la prensa, instalar una mesa de negoción. Hablemos, es un tema sensible, si los es, desensibilicemos este tema. Hablemos claro”, demandó.

El LAB sustenta su capital en la pertenencia de terrenos en por los menos los aeropuertos de El Trompillo de Santa Cruz y el de Oruro y ha mostrado los documentos de derecho propietario.

“No ha habido en ningún momento otro documento, otra real presentación de la propiedad de estos dos aeropuertos. Hoy felizmente estamos con la convicción de que son del Lloyd y queremos, por supuesto, entregarlos a las autoridades de Gobierno”, reveló.

“El Lloyd no pretende en ningún momento exigir el uso y usufructo de los aeropuerto, sino más bien entregarlos como corresponde al Estado”, remarcó.

En ese marco, aseguró que el LAB honrará todas sus deudas con los trabajadores, y entidades como el Servicio de Impuestos Nacionales y con la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA). La primera entidad cifra el adeudo en Bs 859.751.326 y la segunda en Bs 17.508.000.

“Todas esas deudas van a ser pagadas. No buscamos en ninguna forma una condonación, lo que queremos es trabajar”, insistió. 

Publicado el Jueves, 19 de Abril de 2018